Aguas negras en el mercado un peligro para la salud a la población de Barahona


Por Juan Francisco Matos

BARAHONA:  Para los comerciantes, venduteros del viejo mercado de esta ciudad pública constituye un foco de infección, producto de las aguas negras que emana una destartalada cloaca que se desplazan por una amplia área de la plaza comercial.

Las aguas negras no solo son un peligro para la salud de los que allí se ganan honradamente el pan familiar, sino también para las personas que a diario visitan el establecimiento a comprar productos alimenticios variados, sí como prendas de vestir, entre otras mercancías expuestas al público.

 "Lo que nos molesta a nosotros es la apatía que muestran las autoridades locales del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) en la corrección de este peligro, a las que en muchas ocasiones hemos puesto en conocimiento el caso", dijo el vendutero Ángel Espinosa.

Las aguas que salen de una cloaca, ubicada en la parte alta del mercado bajan por el principal corredor por el que se desplazan a diario las personas que visitan la plaza a realizar compras y tras recorrer una amplia área, van a desembocar en una cañada donde se acumulan y emanan olores fétidos que se diseminan por una amplia zona residencial.

Un epidemiólogo, que pidió el anonimatico, recomendó a los venduteros, comerciantes y a los ciudadanos qjue realizan compras en el viejo y destartalado mercado público, desprenderse de sus zapatos cuando lleguen a sus hogares, desinfectarlos y si no tienen un producto para esto, lo coloquen en un lugar donde los candentes rayos del sol les lleguen directamente.

"Le pido a todos que no se olviden de esto porque como en el mercado caminan por encima de las aguas negras, pueden llevar en la parte de sus zapatos que toca tierra, virus y bacterias que pueden contaminar a toda una familia en el hogar", comentó.

Muchos de los productos que se expenden sobre mesas de madera por debajo de las cuales pasan las aguas negras, pueden estar contaminados, así como que están en pleno suelo y aceras de la plaza comercial.

"Este mercado no debe ser llamado como tal, sino como pocilga, que es su verdadero nombre, debido a la suciedad, insalubridad, anti higiene y la contaminación que allí impera, peligrosidad que data de años que nunca fue tomada por autoridades municipales pasadas y mucho menos por las actuales", coincidieron Luis Aramis y Bartola Cuevas Matos

Fuente: El Faro del Sur

Vea también:

Whatsapp