Los Bucks derrotaron a los Suns 123-119 y se ponen a uno de ganar la serie final

PHOENIX, EEUU.- Chris Paul y los Phoenix Suns sufrieron una dolorosa derrota en casa ante los Milwaukee Bucks (119-123) que les deja al borde del abismo en estas Finales, pero el veterano base defendió que aún no hay nada decidido y pidió a su equipo que esté preparado para el próximo partido.

"Sabíamos que esto no iba a ser fácil. No esperábamos que lo fuera. Es duro. Nuestro entrenador nos lo ha dicho todo el año: lo que queremos está al otro lado de lo duro. Y no puede ser más duro que ahora", dijo en una rueda de prensa.

"Así que tenemos que reagruparnos y aprender de esta derrota. Pero esto no se ha acabado: tenemos que estar listos para el sexto partido", añadió.

Los Bucks lograron una enorme victoria a domicilio frente a los Phoenix Suns que abre la posibilidad para que los de Milwaukee, que dominan por 2-3 las Finales, puedan coronarse ante su público el próximo martes en el sexto partido.

Los Bucks arrebataron a los Suns el factor cancha con un brillante rendimiento de su trío estelar: Giannis Antetokounmpo (32 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias), Khris Middleton (29 puntos y 7 rebotes) y Jrue Holiday (27 puntos y 13 asistencias).

Por parte de los Suns, Devin Booker anotó 40 puntos, pero durante la mayor parte del encuentro se vio muy solo en ataque.

Hasta los últimos compases del encuentro, los Suns echaron en falta la mejor versión de Chris Paul, que al final acabó con 21 puntos y 11 asistencias y que fue clave para intentar la remontada.

Fuente: El Faro del Sur

Vea también:

Whatsapp